La familia

 

Para toda persona que desea realizar algo significativo en su vida sea en el área de que se trate, existe algo prioritario aunque a veces no se le otorgue la debida atención. Sucede siempre, dejamos para último lugar lo que debería estar al principio y esto hay que tenerlo muy claro.
Definamos lo que es más importante para luego ocuparnos de lo que más nos interesa desarrollar.

Veamos entonces lo que una gran mayoría considera importante en su vida y concluyamos por comprender que es lo verdaderamente prioritario y más importante en la nuestra. Tanto si una persona es un miembro de un grupo familiar o si por circunstancias de la vida se encuentra sola o separada temporalmente de alguien o de su núcleo familiar, evidentemente siempre enfrentará la alternativa de definir que es lo mejor para si misma.

La Satisfacción Personal: Para una persona que tiene y desempeña una actividad quizás lo mas relevante sea disfrutar de lo que hace.

La Seguridad personal: Para una persona, lograr una buena colocación o trabajo particular, la respuesta económica en primer lugar, quizás sea lo más importante.

Una Buena Relación: Para todo aquel o aquella que desea formalizar una relación, quizás lo más determinante sean los sentimientos y la comprensión mutua.

La Responsabilidad del Hogar: Para un hombre o una mujer como cabeza de su familia, sin duda puede ser lo más trascendente la estabilidad de una economía sólida.

Los Hijos: Para quien tiene hijos todavía pequeños el cuidado y la crianza de los mismos supone la tarea más prioritaria.

El Adulto Mayor: Sin lugar a dudas para esta franja etaria existe una condición que acapara toda su atención cotidiana y es a la vez la mayor causa de inseguridad. Para ellos no caben dudas en cuanto a lo que es más importante.

Toda persona puede identificarse con mayor o menor énfasis en alguna de estas  condiciones anteriores en particular. ¿Son todas importantes? Desde luego, lo son, pero por sobre todas ellas hay una condición a la cual se le presta poca o ninguna atención consciente hasta que aparece una falla y para mi constituye la más importante de todas.

El adulto mayor es  quien más padece  por esta condición y quien precisamente se ocupa más  de su atención, aunque tal vez la preocupación y los cuidados hayan comenzado un poco tarde.  Para los demás, quien la tiene y la cuida a su tiempo, hace lo excelente, quien  no la cuida sufrirá las consecuencias aún antes de llegar a la vejez.

Una buena Salud. Esta es la más importante. Sin ella nada de lo demás puede desarrollarse eficientemente ni producir alegría y satisfacción. 

Así que quien desea tener una buena calidad de vida y gozar de la misma, no piense tanto en lo que quiere lograr en la vida sino comience desde hoy a ocuparse de cuidar lo que ya tiene y mantener luego esta valiosa posesión, porque para la buena salud, no existen reemplazos. 

Deja de contar testimonios ajenos y comienza por contar los tuyos. Juntos para tu éxito. A tu lado Roberto

Filed under: Crea tu propia vida

Like this post? Subscribe to my RSS feed and get loads more!