Hoy tienes en tus manos el fruto del esfuerzo y la constancia. Lo has recibido gratuitamente sin pedirte nada a cambio. Pero a mi, me ha costado muchas largas horas para estudiar a fondo el tema. Y otras tantas para escribirlo y editarlo. Puede parecer sencillo, pero no lo es. Mi única intención y deseo es que te sea útil. No lo digo para que me agradezcas, sino para que comprendas que todo cuanto se hace en la vida, cuesta. Y a pesar de que hoy tienes  en tus manos este pequeño e-Book, va a costar bastante esfuerzo ponerlo en práctica. Es muy fácil de leer, solamente algunos minutos. Pero aplicar lo que que dice, puede llevar años y en algunos casos, casi toda una vida.

Corriendo de aquí para allá

Veo a la gente correr frenéticamente tras muchas cosas en forma incomprensible. En ocasiones en busca de emociones, que luego provocan efímera alegría o desazón. Hoy puede ser el mundial de fútbol, mañana un film o una obra de teatro. Otro día un espectáculo musical, una carrera automovilística o cualquier evento que los medios promocionan a cada momento. Las emociones son pasajeras, duran muy poco tiempo. En un momento se vive alegría, al siguiente pasa la euforia y no queda nada. Cuanta gente ve pasar sus días de esa manera. No ponen empeño y corazón, en poner en orden y prioridad sus ideas. Los años vienen sin que los llamen y la vida se va.

Definir las prioridades

No soy un aguafiestas, ni estoy en contra de que la gente disfrute de su tiempo libre y goce de diversión. Hablo de prioridades. Lo que debe estar primero y el esparcimiento no es la primera prioridad. La primera prioridad en cada vida es la salud. La segunda un modelo de vida saludable para mantener la condición. Todo cuanto se realice después va a tener consecuencias en la salud. Por eso es que escribí este e-Book. Si no hay un buen sustento económico entonces la salud se va a resentir. La vida personal se complica, las relaciones de pareja empeoran, el dinero no alcanza y la familia está en problemas. Un gol en la hora no soluciona esto.

Las emociones no son confiables, son pasajeras

Yo soy evangélico, tengo tentaciones y oportunidades cómo cualquiera, pero no me dejo gobernar por ellas. Muchos y muchas arruinan su familia y su felicidad por no tener dominio propio ni disciplina personal. Se dejan dominar por sus emociones. ¿Cuantos hicieron cosas de las cuales después, se arrepintieron? Una noche de juerga terminó mal. Algunos lastimados, otros faltaron a su trabajo. Después son los primeros en exigir un aumento de sueldo. De estas cosas también me detengo en el libro. No todo se reduce a tener un poco más de dinero en el bolsillo. Sino a usarlo con inteligencia y luego con esfuerzo multiplicarlo. También a dejar hábitos de conducta perjudiciales.

El esfuerzo en la dirección correcta produce, éxito y seguridad

Tal vez te moleste que alguien a quién no conoces te tire de las orejas. Yo habría agradecido algunos años atrás que alguien hubiese tirado con fuerza de las mías. Como todos he cometido mis errores, por eso puedo hablar con propiedad. Una de las mayores verdades de la vida es, que conforme la siembra es la cosecha. Si no siembra, nada recogerá. Si siembra lo malo recogerá desgracia. Pero si siembra lo bueno, recogerá lo mejor y en abundancia. Si eso haces, no me debes nada. Habrás pagado con creces el esfuerzo y el precio por el libro.

Comunícate cuanto antes.