El comienzo de una Nueva Identidad.

El comienzo de una Nueva Identidad. Lo mejor; está a punto de ocurrir. No es una simple frase de afirmación. Tampoco el sueño de un momento. Es la convicción de un modelo de vida saludable en todas las áreas. “Juan Pérez” se escucha por el altavoz. Dos personas se levantan de sus asientos y se acercan hasta una de las ventanillas de la recepción. Una agradable sonrisa, ilumina el rostro de la joven que ha efectuado el llamado. Cuando observa que son dos las personas que han respondido y se acercan, entonces agrega “Juan Pérez Ovalle” Yo soy, responde un señor de mediana edad. Es el precisamente a quien se le identifica por tal nombre y apellido.

Nos identificamos por un nombre y apellido

Esa es su identidad civil. Sus familiares, amigos, compañeros de trabajo y vecinos más antiguos lo llaman, simplemente Juan. Pero conozcamos un poco más a Juan. Cuando se encuentra frente al espejo por las mañanas, se observa en ocasiones una imagen sonriente. Las cosas parecen marchan bastante bien. Se nota satisfecho. Pero al otro día, la imagen cambia y muestra un rostro sombrío. Algo desagradable se cierne en el horizonte. Otra mañana sus ojos lucen agotados, indicio de una mala noche y un peor descanso. Hay problemas. Así transcurren la mayoría de los días de Juan. Parece estar resignado.

El día que todo cambió

Pero un día la expresión de su rostro se ve diferente, hoy luce desafiante, hay indignación en su mirada. Indica que algo va a estallar. ¿será que está dispuesto a poner un punto final a su vida de frustración? Terminar con ese vaivén entre la alegría y la desazón. Tomar la decisión de decir ¡basta, no aguanto más vivir así! Salir de una vez y para siempre de la zona de confort y reencontrar una nueva senda para conquistar el éxito. Casi todos pasamos en algún momento por este trance en la vida. Muchos se resignan, otros pierden la capacidad de luchar. Muchas son como el petardo, un poco de ruido nada más y luego el silencio. Otras lamentablemente eligen desaparecer.

Una mano extendida

No estoy aquí para juzgarte, sino para ayudarte. Cualquiera sea la situación actual, nada está perdido. No te resignes. Si comprendes que así no se puede seguir, entonces hay esperanza. Si has llegado al punto de rebelarte frente a la situación de insatisfacción, este es tu momento decisivo. Estás exactamente en el umbral de algo muy grande que va a transformar definitivamente tu vida. Pero no basta solo con la manifestación del enojo. Eso solo es nada más, una emoción y como todas, pasajera. Necesitas algo más. Y es el deseo de romper definitivamente las cadenas que te atan al pasado y te impiden todo progreso. Cierra definitivamente esa puerta.

El comienzo de tu nueva Identidad

Comienza a generar ideas, desarrollar planes y crear una visión de futuro. Porque este es el comienzo de tu Nueva Identidad. Podrás continuar llamándote con el mismo nombre y apellido, pero ya eres otra persona. Nunca más, como la hoja que arrastra el viento, sin control ni dominio. Sino como quien tiene en sus manos el timón sobre sus cosas y navega con seguridad en el mar de la vida. Sueñas con horizontes de grandeza y crees firmemente que a cada paso recogerás los frutos del éxito. Tu norte, la felicidad de tu familia, con unas finanzas sólidas que aporten tranquilidad. Una relación de pareja inolvidable. Y todo ello, con salud para disfrutar todo el tiempo. ¿estás de acuerdo? ¡Vamos! Comunícate y hablamos. Estamos ansiosos por comenzar.

Puedes descargar Skype gratuitamente desde el sitio web de Microsoft, aquí