Seguridad. Cuida tu privacidad, pues está en riesgo.

Me concedes un minuto:

Seguridad. Cuida tu privacidad, pues está en riesgo. Las conocidas T.I.Cs (Tecnologías de la información y Comunicación) se desarrollan rápidamente en el mundo entero. Hoy es muy común el acceso al tratamiento y comunicación de productos de información Audio-Visual. Sonido, Imagen y Texto. Tan sencillo resulta encontrar lo que se busca, que gran mayoría de la gente, no toma en cuenta el peligro. La curiosidad por lo novedoso y la adicción por las redes sociales, ha devenido en la pérdida de la privacidad. Todo se comparte, ubicación geográfica identidad personal, hogar amistades gustos, actividad económica, incluso contraseñas para acceder a la web. También abundan búsquedas en la red, de cualquier contenido sin tomar las mínimas precauciones de los sitios que visitan. Lo que en sus comienzos fue una demostración de inteligencia y habilidad, hoy se ha convertido en actividades delictivas. Nadie está exento de ser hackeado, máxime cuando ni siquiera se conoce que significa y el alcance de tales prácticas.

Seguridad, algo más que precaución.

La mayoría de las personas, han tapiado sus ventanales y puertas y enrejado el acceso a sus viviendas. Piensan que de esa forma vivirán con seguridad, pero es una vana ilusión. La formas de las rejas suelen transformarse en escaleras que facilitan el ascenso de los delincuentes. Pesados portones que delimitan las casas son fácilmente quitados de su lugar, pues están apoyados solamente en bujes y ejes. Los maleantes ven facilitado su accionar, simplemente los levantan, los cargan y se los llevan, luego se oyen los lamentos. Los detalles, que son los que determinan finalmente el éxito que se espera, nunca se toman en cuenta. Es frustrante, oír la simple petición ¿tienes WiFi, me das la contraseña? quiero enviarle una foto a mamá. Esa trivial y absurda petición y la más torpe conseción a brindarla, echa por tierra la seguridad de cualquier conexión. Me subleva la liviandad, conque se hacen ciertas cosas.

El aprender sobre seguridad, es la mejor defensa.

Sin duda hay una superabundancia de información, pero muy poca en la adquisición de conocimientos. No se puede desarrollar un buen plan de seguridad mínima sin un mínimo de conocimientos. La gente vive en la equivocada creencia del anonimato. Pero mi amiga y mi amiga no lo somos. ¿Tienes un celular, una tarjeta de crédito, una cuenta de ahorro, facturas de compras a tu nombre? Seguramente. Entonces, estás en todos lados y saben quien eres. Para defenderse, hasta donde uno puede es imprescindible saber cómo hacerlo. En el vídeo que incluyo en el post, puedes conocer de primera mano, hasta que punto, tu seguridad corre riesgo. No pienses que se trata de Ciencia ficción, sino de actitudes que buscan beneficios sin tomar en cuenta los perjuicios que puedan causar. Cuida tu seguridad es parte de tu trabajo y de tu bienestar. No cedas datos personales a nadie, no abras cualquier e.mail cuyo remitente no conozcas, ni sitios web sospechosos. La seguridad no es asunto de terceros, sino tu responsabilidad.