En estos momentos, nada mejor que recordar a los que ya no están y sentirse más unido a los que te rodean. Se dicen tantas cosas en estos días, que no deseo caer en lugares comunes. Aún no te conozco, es cierto, pero es tu culpa, todavía no te has comunicado.

Se que en tu vida hay cosas que ya no puedes cambiar, pero en cuanto a las otras, si que puedes. Y estoy plenamente convencido de que tienes las herramientas necesarias para hacerlo y ellas están dentro de ti mismo. Si me permites estoy dispuesto ayudarte a descubrir donde las tienes escondidas.

Cuando las utilices puedes hacer de esta Navidad la mejor de todas. Pero recuerda algo, la Navidad puede ser un día, pero el nuevo año tiene muchos más. Son 365 nuevas oportunidades, por favor no las desaproveches. Te espero. Feliz Navidad y hasta el año que viene.

Hasta pronto y juntos para tu éxito:

Roberto