Fácil, una palabra que seduce a la mayoría, pero conduce al desastre

Fácil, una palabra que seduce a la mayoría, pero que conduce invariablemente al desastre. La vida misma nos enseña de la manera más dura, que todo logro trascendente se logra mediante esfuerzo y sacrificio. No obstante muchos soñadores de “sueños” continúan persiguiendo una forma fácil de vivir y ganarse la vida. Abundan también los vendedores de ilusiones. En el gran mercado de la necesidad ofrecen sus recetas, casi mágicas. Fácilmente obtenga ingresos, aunque esté durmiendo. Goce de su tiempo libre y disfrute de la vida en grande. Es fácil y divertido además. Solo que no es cierto. No pienso decirte, no los escuches, porque muchos continuarán haciéndolo.

Situaciones que muestran que nada es fácil

Pregúntale a una futura madre, que pasa todo su embarazo con un profundo estrés físico y emocional. Ella como nadie, siente como su cuerpo se transforma y una nueva vida nace en su interior. Y cada día que pasa lo vive intensamente con temor, por cuanto no sabe cómo resultará todo. Pregúntale a una joven que sale temprano en la mañana para su primera entrevista de trabajo. Cuando ve la larga cola de otros aspirantes y se debate en la duda de quedarse o salir corriendo. Pregúntale a un soldado que debe ir al frente por orden superior o a una madre que ve a su hijo tras las rejas. Ellos te dirán que no es fácil. No tengo necesidad de inventar situaciones, hablo de casos reales.

Vivir cuesta y mucho

¿Sabes por qué? Porque la vida no es fácil, cuesta y mucho. Y si no se comprende y se asume esta realidad, estamos en la puerta del fracaso. ¿Acaso no es evidente que la mayoría de la población mundial vive en la pobreza y otra gran parte en la indigencia extrema? Que el mercado del trabajo aun en los países del primer mundo no asegura estabilidad y permanencia. Que el clamor popular por seguridad que crece día a día en el mundo, no encuentra respuesta ni vías de solución. Que las enfermedades están ganando la batalla frente a los recursos sanitarios. Y como consecuencia, las rupturas matrimoniales y de pareja son una epidemia y la familia un campo de guerra.

Difícil, no significa imposible

Ahora bien, que las cosas no sean fáciles para nadie, no las transforma en imposibles. Si no existiera la posibilidad del cambio, entonces sí, que estaríamos en problemas. Pero ¿sabes algo? Sí se puede, pero no de las propuestas sencillas del Voluntarismo, o de Webinarios para vender soluciones. Sino de que renueves tu proyecto de vida, que desarrolles tu visión. Que desempolves del baúl de las herramientas olvidadas el deseo de salir adelante, pese a todo. Que seas impermeable a la desilusión, el fracaso o la frustración y creas que es posible. Si puedes creer todo es posible. Colócate frente a un espejo y observa la imagen que muestra. ¿Estás conforme con lo que ves?

No creas en los cuentos de hadas

Social Media Familias Saludables no es un cuento de hadas, ni promete hacer y ser felices eternamente. No vendemos soluciones a la carta, sino aprendizaje continuo y práctica constante. Los resultados se verán en el mediano y largo plazo, de acuerdo al esfuerzo aplicado. Ningún corredor tiene asegurada la victoria, pero si desea ganar, debe brindar su mejor y leal esfuerzo. Podemos brindar entrenamiento, pero eres tú quien debe correr la carrera. No es tanto el premio de llegar primero, eso lo logra solo uno, sino el mérito de llegar a la meta. Eso es algo que nadie te puede quitar. ¿no es acaso eso, lograr el éxito? Si estás de acuerdo, entonces puedes tener un lugar con nosotros. ¡Comunícate, te escucho!  skype: roberto.ferreira50

Filed under: Crea tu propia vida

Like this post? Subscribe to my RSS feed and get loads more!