La Vida se compone de momentos. Toma hoy la decisión, de crear el mejor momento para tu Vida.  De eso depende tu realidad presente y futura. Por favor, deja de pensar en el pasado. ¿Por qué muchas personas pierden sus mejores años de vida productiva? Simplemente, porque desaprovechan las mejores oportunidades de hacer la diferencia, enriquecerse y crear una familia numerosa y feliz. Principalmente, porque no saben o no pueden tomar la decisión en el momento propicio. Y lo que resulta más incomprensible, es que ni siquiera piden ayuda. Viven resignados.

Lo que pudo ser y no fue

Algo se interpuso y lo impidió. ¿Cuantos negocios, contratos, relaciones y emprendimientos no prosperaron por falta de decisión? Temor, indecisión, timidez, frustración o traumas, son algunas de las causas de lo que pudo y debió ser. Pero que no fue. Podemos recordar el pasado, todas las veces que deseemos, pero nunca podremos cambiarlo. El lamentarse indefinidamente, no otorga la ocasión de modificar las cosas. Es cuando alguien cambia el chip, que las cosas realmente cambian. Y eso se llama decisión. El comienzo de todo cambio.

Decisión y Valor

Ahora bien, seamos honestos. Todos hemos perdido algunas oportunidades en nuestra vida y tal vez algunas más en el futuro. No somos perfectos. Lo que no es normal, es perderlas todas. Muchas personas afirman. Todo me sale mal y además, lo creen. Y eso indica un pensamiento subconsciente negativo, que impide toda realización. Sobre ese pensamiento hay que trabajar. Porque si una persona, está convencida de que todo cuanto hace le sale mal, nunca hará nada para cambiar. Cambiar requiere, de 2 factores, valor y decisión.

No es una cuestión de procedencia, etnia o creencias

Y esto es válido para todo el mundo. Cualquiera sea su condición, procedencia o creencia. Tenga fe en alguien superior o simplemente no crea en nada. Si no se realiza ninguna acción nada sucede. Es una máxima de la vida. Todo en el Universo obedece a una causa. No hay causa sin efecto, ni efecto sin causa. Aun el azar o lo que se llama suerte, también tiene su causa. El desconocimiento de la misma no excluye su realidad. Algunos piensan en cualquier juego de azar, pero pensar no agrega ningún resultado. Hay que jugar primero, para provocarlo.

La fe sin obras es muerta. Nada produce

En el ámbito de la fe, muchos creen que todo es posible y todo lo esperan simplemente porque creen. Pero las cosas no caen del cielo. Si antes no media una acción, nada va a acontecer. Dios no va a bajar para buscar trabajo por ti. Ni hablar a tu jefe para que te aumente el sueldo, ni a esa chica para que se fije en ti. No va a solucionar los enredos en tu familia si no haces algo al respecto. Se recoge lo que siembras. Si no siembras nada ¿piensas que algo vas a cosechar? Por favor despierta. Se te va la vida. La fe se basa en obras.

Una cosa es tener un sueño. Otra muy diferente pasarse la vida  soñando

Es muy emocionante desde este lado del río, ver lo hermoso y plácido que hay en la otra orilla. Pero es necesario atravesar el puente que pende sobre las aguas. El mar ruge impetuoso y el viento azota con fuerza contra el mismo. Debajo algunas rocas emergen al influjo de las olas y algunas frías gotas mojan el puente haciéndolo resbaladizo. El éxito o la respuesta están en la otra orilla. No queda otra más que arriesgarse y cruzar. Soportar el viento recio, aferrarse a la barandilla que no cesa de moverse para no caer. Así con sacrifico avanzar paso a paso hasta el otro lado.

Decide hoy, cómo vivirás el resto de tu Vida

Una sola decisión, puede cambiarlo todo. El éxito o el fracaso dependen de esa decisión. No es hora de soñar sino de actuar. Comunícate, te escucho.

Puedes descargar Skype gratuitamente desde la página de Microsoft, aquí.

Filed under: Crea tu propia vida

Like this post? Subscribe to my RSS feed and get loads more!