Hola Buebdia 2019 ¿cómo amaneciste hoy?

Amaneciste más tranquilo, después de una noche de estruendos, viandas y licor, acompañado de música, besos abrazos y muy buenos deseos. Quizás al despertar, esperabas que todo fuese diferente, pero parece que casi todo permanece como antes. Se respira cierto desconcierto en el aire ¿Qué pasa? Es como si una burbuja que contenía, una mezcla de esperanza y alegría, hubiera explotado casi sin darnos cuenta. Algo quedó, pero se va desvaneciendo con el paso de las horas. Nos cuesta asimilarlo, pero hoy es la primera jornada del año. Las hojas de nuestro diario de año nuevo, están vacías. Es necesario comprender, que estamos a punto de escribir otra nueva historia.

¿Cómo llenar un año de 365 jornadas?

Todo escritor enfrenta en su vida, la perplejidad de estar frente a una página en blanco. La mente parece estar en stand-by, el tema no aparece y la primera frase cuesta una eternidad. En otras ocasiones, las ideas bullen una tras otra y resulta casi imposible transcribirlas todas. En un libro, el primer párrafo puede tardar meses en completarse. Aun así, luego sufre múltiples revisiones y cambios, hasta que su autor, lo encuentra definitivamente a gusto de su paladar. De esa forma se van completando las carillas hasta su conclusión. Un año no nos da esa posibilidad. Los días son irrepetibles. Si no hacemos bien los deberes hoy, mañana ya no podremos cambiar el resultado de ayer.

Es imprescindible cambiar el Chip de nuestro disco duro.

De todos es conocido el dicho “No dejes para mañana, lo que puedes hacer hoy” Reconozco que soy en parte bastante inconformista. No acepto al principio como de primera mano todo lo que se dice, sin antes reflexionarlo. No aconsejo a los demás tal forma de ser, porque conlleva cierto peligro. El de quedarse pensando demasiado las cosas y luego no hacer nada. Pero también tiene su parte buena, no precipitarse en hacer todo por impulsos y después arrepentirse. Hay ciertas cosas y son las que duelen, que luego no pueden repararse. Prefiero decir “no dejes para la noche, lo que puedes hacer en la mañana. El tiempo perdido, está perdido, no se recupera jamás.

La primer mañana del nuevo año

Estamos con mis familiares sentados a la puerta de nuestra vivienda. Sopla una fresca brisa muy agradable. Todo está en calma, es en general lo que todos deseamos, pero que pocas veces lo disfrutamos. No apreciamos debidamente las cosas sencillas que nos da la vida. Fácilmente, todo lo complicamos. Corremos tras cualquier cosa que llame la atención. Nunca disfrutamos lo que tenemos, porque nada nos satisface plenamente. Queremos ir siempre por más, aunque no sepamos de qué. La ambición nos devora por dentro y el estress nos pasa factura al instante. Alguien se preguntó realmente ¿por qué llenamos la noche con el humo de la pirotecnia solo para observar dibujos multicolores y oir estruendos? ¿Cuál es el significado, que es lo que suma?

El Año Nuevo no es mágico ni tiene poder.

Develado quedó por fin, la expectativa de un cambio que todos esperábamos. Pero que no puede concretarse por una elemental falta de tiempo. No todo puede cambiarse en un día, todo requiere de ese elemento llamado tiempo. Eso es lo que nos puede dar cada año. Nada más que eso, solamente tiempo. No le pidamos lo que no puede hacer, porque corresponde a cada uno de nosotros. Del uso inteligente de ese tiempo, radica la diferencia entre un feliz año nuevo o sufrir otro igual como el 2018. Me cansa bastante ver en redes sociales, pensamientos que las más de las veces solo son voluntarismo sin causa.

Motivación que lleva a la acción o soñar con un sueño.

¿tú crees que vas a cambiar tu realidad, por repetirte todo el tiempo “Todo lo puedo, nada me detiene, soy un triunfador” No, con eso no basta. Es más, ni siquiera es bueno para comenzar el año y menos transformar tu vida. Se necesitan otras cosas. ¿cómo lo sé? Porque llevo muchos años, más de un cuarto de siglo, escuchando gente que nos consulta. Personas que pensaban comerse el mundo en meses. Pero terminaron como ese navío, que gastó todo su combustible, solo en hacer sonar el silbato. Después quedó varado en puerto. ¿de veras quieres vivir un feliz año nuevo? Entonces comunícate conmigo, puedo ayudarte. No tienes nada que perder.

skype : roberto.ferreira50

robertoferreiraradio@gmail.com

WhatsApp : 598 98740347

Filed under: Crea tu propia vida

Like this post? Subscribe to my RSS feed and get loads more!