Nuestro especial Tesoro

Nuestro especial Tesoro

En honor a la verdad, nadie ha realizado algo para encontrar salud. Es un bien que se nos ha sido dado. Aunque por supuesto, algunas personas la disfrutan en buena medida. Otras con dificultades diversas y muchos en condiciones disminuídas. Lo cierto es que cuando alguien encuentra en su vida algo de mucho valor, lo cuida con esmero. Lo guarda en lugar seguro y no admite que nadie se lo toque. Es extraño lo que sucede en el corazon del ser humano. Cuando se siente en buena forma, no se cuida, pero cuando la salud comienza a dar problemas entonces despierta.

Los principios existen para tomarlos en cuenta

Aquí encontramos uno de los principios fundamentales de la vida y de toda actividad humana.  Lo que no demanda esfuerzo en conquistar, no se le da valor, sino hasta cuando se pierde. Esto es válido, en el hogar, el matrimonio, la pareja, el trabajo  los estudios y por supuesto, nuestra salud. Se cuida hasta la exageración, nuestro automóvil, por ejemplo. Una pequeña rayita en la pintura es suficiente, para hacernos estallar. Si alguien osa apoyarse en la carrocería, bueno; no sabe a que se arriesga. El aire de los neumáticos, el limpia parabrisas, cambio de aceite y el combustible ¡por favor! centrifugado. Todo debe estar 10 puntos. Pero…

De regreso a casa

Cuando se llega a casa, bueno allí están las patatas fritas. No se comen, se engullen como si fueran las últimas. El televisor, pero ¿cómo todavía apagado? ya comenzó el encuentro de futbol, mientras se deja caer pesadamente en el sillón. Una cerveza en lata lo mira desde la mesita. Al cabo de un tiempo, a la voz del relator se suman unos sonidos conocidos y un cuerpo yace desmadejado en el sillón que ahora se transformó en cama. Cuando logra despertarse, el cuello le molesta, la espalda le duele, los oídos le zumban y su cabeza no quiere despejarse. ¿cómo esta su salud? Me duele todo, nos responde. Por supuesto.

No es algo que alguien pueda regalar.

Nadie nos va a regalar salud, tampoco se compra en el supernercado y los médicos aunque realizan diagnósticos, análisis, estudios y tratamientos, no estan obligados a cuidar de su salud. Esa es su responsabilidad personal. Si Ud. no tiene interés en cuidarse, nadie lo hará por UD. Volvamos al ejemplo del automóvil. Nadie pone cualquier clase de combustible en el motor, pero en el nuestro, cualquier cosa esta bien. Comida chatarra a toda hora. Café por litros, refrescos; unos cuantos, sedentarismo después, poco descanso y cero ejercicio. Excelente modelo de vida. La posición horizontal y la cama angosta le esperan.

Las cosas en su justo lugar

Nos hace perder el sueño, el dinero, el negocio, el placer , los viajes. Pero si no se goza de excelente salud, nada de lo demás puede disfrutarse plenamente. El dinero permite acceder a la mejor atención médica y costosos medicamentos. El negocio es con frecuencia exitoso a cambio del stress. Los placeres y los viajes aunque prometen grandes experiencias, solo pueden alegrar el corazón cuando estamos saludables. Entonces lo prioritario en nuestra vida es nuestra salud. Sin ella nada de lo demás tiene verdadero valor. Y para vivir con salud, mi amigo y mi amiga, hay que ponerse las pilas y hacer cuanto sea necesario ¡YA!.

En cualquier situación, hoy es el día.

Tanto como si está bien como si tiene problemas, estamos aquí para ayudarle. Comuníquese con nosotros, no vendemos medicamentos, proponemos un verdadero modelo de vida saludable. Fácil de hacer y al alcance de todos. Elija lo que es mejor y no lo lamente despues.

Roberto Ferreira.

¡juntos para una vida saludable!